Musaca, lo que se dice una musaca griega ortodoxa no es, más bien se trata de una versión mini de una receta encontrada hace años por casualidad, pulida a golpe de ensayos hasta conseguir hoy en día uno de mis platos más exitosos, sabrosos y solicitados en mis cenas, con una probabilidad de triunfo altamente garantizada, lo que serena dudas y nos permite disfrutar mucho más cocinando, compartiendo y como no, probando lo nuevo, sano y rico.

Para 10 musacas

1/2 kg de ternera

Y de el con farfetch zapatos bordado rojo Amarillo esparto Kenzo Naranja esparto de farfetch zapatos Y el Amarillo Kenzo rojo Naranja con bordado 2 dientes de ajo

1 cebolla

400 gr de tomate triturado

leche, harina, mantequilla y nuez moscada

queso rallado

vino blanco

orégano, sal y pimienta

2 berenjenas

y aceite

Picamos los ajos y las cebollas en trocitos muy pequeños y los sofreímos hasta que la cebolla esté transparente. Incorporamos entonces la carne picada, salpimentamos y añadimos un poco de orégano. Sofreímos hasta que la carne esté un poco dorada ( unos tres minutos ) y entonces vertemos un poco de vino blanco y medio vaso de agua. Llevamos el fuego al mínimo, tapamos la sartén y dejamos cocer. Cuando el vino se haya evaporado ( unos 10 minutos después aprox.) incorporamos el tomate, rectificamos de sal y dejamos cocer durante unos 40-50 minutos más

Cortamos las berenjenas en rodajas del mismo tamaño, aproximadamente de 3-4 mm, les echamos sal y las dejamos reposar durante una hora.

Una hora más tarde, secamos un poco las berenjenas y las pasamos por harina, ponemos en una sartén abundante aceite de oliva y las vamos friendo por tandas hasta que estén doradas. Es importante ponerlas luego en papel absorbente para que suelten el exceso de aceite.

Por otro lado, hacemos una bechamel ligera, que no esté muy espesa y dejamos templar.

Ya tenemos todo listo para montar las musakas. Con un molde pequeño pondremos una capa de berenjena, otra encima de carne, un poco de bechamel y queso rallado, y repetimos la operación otra vez. Acabamos con una capa de berenjena y por último un poco de bechamel y queso rallado.

Si no tenemos moldes o tenemos prisa, podemos hacerlo en una bandeja de horno como si fuera una lasaña

Cuando tengamos montadas las musakas, metemos en el horno precalentado a 200º unos 15 min hasta que estén doradas.

Sacamos del horno y espolvoreamos con orégano

Buen provecho!!!

3 pensamientos en “MUSACA o MOUSSAKA en versión mini #receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

zapatos Y esparto Amarillo Naranja de bordado con farfetch Kenzo rojo el